República Argentina | |
Ir a Página Principal
Ir a Formulario de Contacto
ACTIVIDADES
 :: 25º aniversario
 :: Concursos
 :: Fotos
 :: Medio Ambiente
 :: Novedades
 :: Proyectos
 :: Publicaciones
 :: Reuniones
 :: Visitas
INSTITUCIONAL
 :: Embajada de Paz
 :: Historia
 :: Nosotros
 :: Objetivos
 :: Participación
NOSOTROS
 
DURANTE, MARIA DE LOS ANGELES
[ Presidente ] - Abogada. Docente. Fundó, coordinó y preside el Círculo de Poetas de Boulogne Sur Mer. Editó "Poemas para leer en soledad" (7 libros).

Expositora en el Primer Congreso de Poesía, organizado por la SADE. Recibió numerosos premios. Integró Jurados de Poesía.

En el 2003 representó al distrito de San Isidro en la presentación del plan "Todos en la Escuela" de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires.

En el 2006 recibió el Diploma "300 años – 300 lazos – 300 almas" de la Municipalidad de San Isidro, en el marco de la celebración de los 300 años del Partido.

En el año 2011 integró el jurado del Certamen literario LA CULTURA DEL AMOR MIRA AL FUTURO”  organizado por Mil Milenios de Paz, Grupo Educativo Marín y Alentar el Fuego.

Presentó libros de distintos autores en la Feria Internacional del Libro y en entidades locales.

Coordinó el Programa radial entre AGONÍAS Y LUCES  que se emitía por Radio Santa Rita de Boulogne Sur Mer.

[ durante@uol.com.ar ]

Arquera

Estoy sentada a la orilla de lo inmenso
un mar bordado de poesía,
no recuerdo el mensaje que en el inicio
me fue otorgado
mas sé de un faro eterno que ilumina,
enciende su luz en lo inmenso
y el girar de su ojo céntrico
me va atrayendo con su energía.

Voy a tensar el arco oculto de mi vida
para soltarme como pájaro
no soñar más con el destierro.

La luz opalina enceguece.
Soy arquera que lanza su flecha a los cielos,
que lanza la vida a los sueños
perdiendo temor al abismo,
viviendo el vuelo del ave
cruzando el secreto mismo.

Por el dorado fuego de mi camino
la prisa llevo del peregrino.
Esquirlas de estrellas a la espalda cargo,
aljaba de secretos donde se labró el destino,
volcándose a mi paso.


Pantera negra

Con todo el silencio de la muerte
con todo lo tétrico de las tumbas,
sus pasos desnudos la paja del monte encienden.
Viajera mortal de una noche infinita
con su sueño demencial,
fiesta felina de sangre irracional.
Misteriosa como una laguna serena y oscura
donde se funden los abismos y se quiebran las estrellas.
El acecho, un zarpazo y la nada,
un grito, un rugido, una grieta en la noche;
arrogante, acompañante de un legendario dios guerrero.

La tormenta más terrible
se abraza entre sus miembros inconsciente,
y tiembla el follaje en su espesura,
el canto de los pájaros ha callado insignificante.
Todo el terror desconocido
parece entre sus muslos desplegarse
con toda su furia audaz y salvaje.
Flama en celo produce un estertor en el valle.

Cae el sol, panteón solitario
diluido en la sabana.
Corre la pantera cual si fuera
a hundirse en la gran tumba que se desvanece
bajo una lápida en llamas.


Cactus riojano

La corteza verde brotado de lunas.
El anochecer clava en él sus puñales en espinas.
Un jarabe de dulce rocío  recorre sus texturas.
La tarde se resbala por su cuello y se desgarra,
ensangrentando la tierra en la montaña.
Ocres rojizos que se desparraman y se mezclan,
en un verano, en un enero que la tierra
en calor amortaja

Venus despunta allá a lo lejos
sobre un desliz de marrones cabizbajos,
en tanto la noche golpea tímida las faldas
tibias de las cuestas en un beso lánguido.
Y se bañan en acuarelas las rocas de membrillo
y se bañan en brillos rojizos los humeantes viñedos.
¡Tanto ocre tamizando en el valle los rojos!
¡Tanta soledad de montaña el cactus cincela!

Brotado de estrellas cual si el cielo mismo
hubiera en el desbordado.
La aridez del viento le recorta los pétalos.
Flores cual estremecidas azucenas.
Flores hastiadas de blancura.
¡Ellas son el otro cielo que ilumina!
¡La poesía del desierto!
La sangre que la tierra macerara
del indio que respira el presente
en cada flor.

Poema

Como un presagio de aves en vuelo
mis versos fluyen, descubro, inconsciente.
Escribo a la vida con alegría y canto,
o con dolor y desgarro.
El misterio del espíritu aparece.
Se abren puertas que fueron selladas.
Escribo a la flor impenetrable
y el aroma me embriaga,
al ocaso y me torno púrpura
al mar y me siento empapada,
al cóndor y el viento me eleva en sus alas,
al fuego y soy hoguera
Tiembla mi alma como un pájaro
al caer de mis manos letras en vertientes,
escribo líneas con lágrimas
y el tallo seco reverdece.
Todo se va volcando, revelando,
en oraciones, proféticamente.

Astillas oculta bajo la piel el poeta
quiebran la corteza al aflorar,
y aparece  el verso en espinas cual rosal.
Me hieren las palabras que se agolpan por brotar,
como me rasgan los sueños que no pude alcanzar
Porque escribo para no perderlos.
Amar desde mi osadía.
Decir, poema que estoy aquí por ti,
para renacer en cada muerte
en que te exhalo.
Descubrir el ser que existe,
que soy ,en este pasadizo llamado vida .
 ¡Verso  infinito!¡ Esencia bendita!

Estrella

En un recorte de tarde que se despereza,
en un ir y venir bajo las lilas
acepto el tiempo que me lleva
aunque me lastima

¡Es cierto vuelo!,
no hay distancias en mi cielo,
en locas nubes blancas encrestando el firmamento
 renuevo el aire

La tarde me sorprende extática
en un embeleso tal que se desborda toda razón y pensamiento,
y en ese éxtasis abro los puños,
nadie sabía, ni yo, que ellos guardaban estrellas

La esencia  del cosmos inunda de luz mi pecho;
 y como una gaviota lanzada mar adentro
entre tanta irradiación de soles
me torno blanquecina, transparente,
me torno más estrella, cielo e infinito.

Metafísica

En las noches cuando arden los leños
y la llama sube impregnando el aire de aroma voy más allá de mi pasado,
más allá de mi recuerdo,
y mi presente.
Y no sé, no sabría decir desde cuando,
pero lo siento .
Vengo andando desde hace tiempo,
tantos tiempos,
desde tan lejos vengo.
Este cuerpo que me ata hoy es insuficiente,
no es soporte a este caudal de sentimientos  que vivo,
porque antes de haber vivido ya estaba,
existo desde antes de ser,
y aunque un día no esté,
mi grito de presente
el viento hará sentir.
¡Es verdad que no estaré ausente !

Metafisica 2

A veces siento un cansancio extraño
como que no fuera mío,
me desconozco.
Toda lucha y empeño parecen dejarme
Como que no fuera yo y fuera otro el que se dejase.

A veces cuando estoy sola o creo no estarlo,
me pregunto de quién serán esas voces
que dicen en el viento huraño.
Cuantas veces recrea mi mente algún lugar olvidado
y no puedo saber con certeza , cuándo estuve ahí,
y por qué he estado

Si es esta la misma paloma mensajera
que hube en el pasado lanzado
si fue la que llevó engarzada mi voz hacia el presente.

Verdad, me pregunto qué hago aquí maniatada
extrañando el vuelo sideral sobre los tiempos,
si soy en esencia brillo de sol libre,
mar sin Playa.
Relámpago sin cielo