República Argentina | |
Ir a Página Principal
Ir a Formulario de Contacto
ACTIVIDADES
 :: 25º aniversario
 :: Concursos
 :: Fotos
 :: Medio Ambiente
 :: Novedades
 :: Proyectos
 :: Publicaciones
 :: Reuniones
 :: Visitas
INSTITUCIONAL
 :: Embajada de Paz
 :: Historia
 :: Nosotros
 :: Objetivos
 :: Participación
NOSOTROS
 
ACOSTA, MIRTA
Nació en Rosario, Provincia de Santa Fe. Se radicó en Boulogne en 1974. Autodidacta. Visitó Sedes Educativas y realizó recitados de poesía al alumnado.

En 2011 recibió medalla y diploma de honor en el certamen literario LA CULTURA DEL AMOR MIRA AL FUTURO”  organizado por Mil Milenios de Paz, Grupo Educativo Marín y Alentar el Fuego.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Magnolias

Magnolias nacidas de nuevo
entre los crisoles color esmeralda
que inundan la tarde con este perfume
tan tenue, color de gaviota.
Están suspendidas
como las estrellas en el infinito
desafiando al cenit
que va dando paso
Magnolias
a la eterna luna, lumbrera pequeña
capullos intensos
que penden como cincelados,
flores nacidas de nuevo
magnolia que vas despertando
de blancura intensa tan pura y tan nívea.


Casonas

Casonas misteriosas de San Isidro
testimonio inerte de amores
con sabores de ausencia.
Casonas silenciosas tan ebrias de palabras.

Peregrinar de damas,
 una tan misteriosa y bella
Mariquita Sanchez de Thompson
encumbrada y recatada
como las rosas de invierno
habitante de San Isidro,
con su temple y su linaje
junto a dos honorables hombres
Vicente López y Planes y Blas Parera
entonaron las estrofas de nuestro himno
en un grito eterno de libertad.
Sí, desde una de esas casonas
y hacia los cuatro puntos cardinales
despertando al mundo
se escuchó nuestro himno
con sabores de noches
impregnados de compases engarzados en sueños,
con racimos de notas temblorosas,
veladas en San Isidro
donde se conjugaron los anhelos de gloria de estos patriotas.

Imágenes

Con el perfume de los azahares
y el verde huraño de los naranjos
va escapando quién sabe adónde
todo el aroma que va llenando
aquellas calles de San Isidro.

Sí, aquellas sendas con tanta historia
con los barrancos besando el río,
con ese río color león,
con las casonas tan señoriales.

Y allí en el casco histórico,
así en soneto, así en poesía,
en esta tarde azul de filigranas
se oyen compases de diáfanas gemas,
son los bronces casi incipientes
del campanario de la eterna Catedral.
Centinela, majestuosa
del pueblo de San Isidro.


Victoria Ocampo

Ya vuelan en alas de pájaros
los versos, las prosas de Victoria Ocampo
con alma de aurora y rimas de mar,
con el horizonte escalando nubes
elevando letras hacia los confines
y en el perfume de aquellas magnolias,
todas las palabras de esta pasión literaria.

Publicó aquella revista que se llamó Sur
y en esta quimera poblada de literatura
Victoria, la de los anteojos, la de la Sorbona
plegando sus alas se marchó de aquí,
en algún corcel, con ese misterio, con esa altivez.